miércoles, 29 de diciembre de 2010

John Fahey


John Fahey
"Return Of The Repressed"
(Rhino, 1994)

La figura de John Fahey no deja de crecer con el tiempo. Uno de los músicos más influyentes de su generación, alcanzó el status de figura de culto a principios de los 90. Músicos de la escena vanguardista/alternativa/como-querais-llamarle lo saludaron como un verdadero pionero musical y ayudaron a situarlo en el lugar que merece. Más tarde músicos de una generación posterior a la de Jim O´Rourke o Nels Cline tomaron su trabajo como punto de partida creativo, dando lugar a discos fantásticos como "Kensington Blues" de Jack Rose o "Litany Of Echoes" de James Blackshaw.
Las creatividad de John Fahey bebía de multitud de fuentes de inspiración: Fahey era coleccionista de discos de country blues antiguo y también un gran conocedor de la obra de compositores de música clásica contemporánea como Bela Bartok, Shostackovich o Charles Ives, cuyos estudios sobre la atonalidad tuvieron una gran influencia en el maestro Fahey. Los raggas indios y otras músicas de origen folklórico regional como el flamenco también tuvieron mucho impacto sobre él. Todo esto se unió a una voluntad por experimentar, por componer desde la improvisación, hasta el puntoque fue uno de los primeros en usar el collage sonoro, las afinaciones extrañas, la atonalidad, etc.. Algunos hippies se acercaron a su música de manera superficial, seducidos por la espiritualidad que transmitía sus composiciones. Fahey siempre abominó de los hippies y sólo se sintió realmente aceptado a mediados de los 90, alrededor de músicos como Jim O´Rourke, Nels Cline o Thurston Moore (en esta entrevista podeis leer cómo raja de los putos hippies).
A priori parece difícil que alguien pueda unir influencias tan distintas como el blues antiguo, el bluegrass, la música de los indios apalaches y Bela Bartok tan sólo tocando una guitarra, pero John Fahey lo hacía y además de una manera única y personal, con un gran sentido de la melodía y la harmonía. Más abajo encontrareis un enlace para "The Return Of The Repressed", una recopilación que se publicó a mediados de los 90, cuando Fahey vivía en la pobreza y tenía que malvender su colección de discos de blues antiguo para ir tirando. Este disco revivió el interés por su música y pudo volver a trabajar y tocar (muy interesante el disco que sacó con Cul de Sac). Estos dos CDs sirven de perfecta introducción al universo de este gran músico americano.

Por cierto, si visteis el docu que colgamos por aquí hace tiempo, "Desperate Man Blues", os hará gracia saber que Joe Bussard era muy amigo de John Fahey y que éste grabó varias veces para su sello Fonotone.

Fahey

pass: mississippimoan

1 comentario:

Rors dijo...

Vibrando estoy con este señor.