miércoles, 6 de abril de 2011

Jim O´Rourke



Jim O´Rourke
"Bad Timing"
(Drag City, 1997)

Estos días he estado escuchando un montón a una serie de grupos que salieron de las islas británicas a mediados de los 90: Stereolab, Broadcast, Laika, High Llamas.. y de ahí (aprovechando la visita de The Sea and Cake a nuestro pueblo) he pasado a ponerme en modo "escena de Chicago". Un par de veces al año me da por escuchar cosas de Thrill Jockey/familia Tortoise que no tengo muy integradas y me lo paso teta. Hoy habrá gente que le sacará un montón de fotos mierdosas a Justin Bieber y mañana las colgará en su FB. Yo no, yo me monto un ciclo de audiciones de Jim O´Rourke y The Sea and Cake y de David Grubbs y de Gastr Del Sol y me regalo. Me voy al centro a ver si encuentro algún disco físicamente, les hablo de estos discos a mis amigos y/o señora (unos santos todos ellos, nunca se quejan), hago una entrada en el blog.. Extiendo la palabra, vamos. Evangelizo de manera inopinada y no requerida, una gota de sudor en medio de un océano de reseñas de discos de Manel y de conciertos de Interpol.
Bien, Jim O´Rourke grabó una maravillosa serie de discos en el sello Drag City a finales de los 90 que son los que estoy recuperando estos días. El más conocido de todos ellos es "Eureka" (Drag City, 1999), pero cualquiera de los otros cuatro o cinco también tiene mucho interés y se complementan estilísticamente de manera exquisita además de por otros motivos (artwork, títulos sacados de pelis de Nicolas Roeg).
Empezaremos por "Bad Timing" (Drag City, 1997), el primero por orden cronológico. En el año en que fue grabado (1997), el músico de Chicago (duh!) había pasado algún tiempo al lado del legendario guitarrista John Fahey. De hecho O´Rourke tiene el honor de ser uno de los responsables del reconocimiento que por aquel entonces obtuvo -de manera merecidísima- el propio Fahey. "Bad Timing" le rinde tributo de manera sentida: una parte de lo que escuchamos tiene un ascendente Faheyano muy marcado (técnica depuradísima, por cierto) pero también abundan los elementos totalmente personales de este creativo músico. Partiendo de un inicio con guitarras acústicas 100% finger-picking style, las cuatro canciones aquí incluidas (de unos diez minutos cada una) se van desplegando de una manera realmente hermosa, con arreglos de cuerda, pianos, vientos, pedal steel guitars, baterías... Alrededor de un motivo central O´Rourke va añadiendo capas de instrumentación tradicional que le dan un montón de dinamismo al conjunto.
Cuatro composiciones arrebatadoras, si os gustó el disco de Fahey que pusimos por aquí no os perdáis los discos de O´Rourke que pondremos estos días.

Bad Timing

Una fotillo de O´Rourke con John Fahey!

1 comentario:

Anónimo dijo...

bien! bien! mi favorito personal de esta racha que comentas es el "halfway to a threeway", pero vaya, masterpiece tras masterpiece