martes, 8 de febrero de 2011

Terakaft


Terakaft
"Akh Issudar"
(World Village Music, 2008)

"Las guitarras son un arma mucho más poderosa que los rifles Kalashnikov. Las guía el corazón de un artista, no el ansia de verter la sangre de ningún enemigo." Son palabras de Liya Ag Ablil (nombre guerrero: Diara), quien junto a los demás componentes de Terakaft ("La caravana") participó en las rebeliones del pueblo tuareg contra el Gobierno de Malí.
Al parecer, Terakaft fue fundado originariamente por Keddou ag Ossad, a su vez miembro de Tinariwen, otra banda de blues desértico, tuareg blues o como se le quiera llamar que han gozado de cierto prestigio internacional. También se ha etiquetado a este tipo de bandas como "Teshumara", que es una deformación del francés "chomeur" (parado). Este movimiento estaría formado por jóvenes combatientes que se vieron obligados a cambiar instrumentos por armas en la rebelión alimentada por Muammar el Gadaffi.
La etnia Kel Adagh, a la que pertenecen los miembros de Terakaft, tiene unos mil años de historia a sus espaldas. Estos bereberes abandonaron la vida agrícola en pos de un nomadismo impuestopor las circunstancias. Se adpataron como nadie a las durísimas condiciones de vida desérticas y controlaron las rutas de caravanas que conectaban el Atlántico con el Mediterráneo (de hecho, Terakaft quiere decir "la caravana"). Una cultura propia que bebía de distintas influencias fue consolidándose poco a poco, fortaleciéndose por oposición al colonialismo francés. La entrada de los franceses neutralizó las antiguas rutas de caravanas, lo que empobreció al pueblo tuareg de manera severa. Con el nuevo mapa post-colonial, el territorio de este pueblo quedó dividido entre Malí, Niger, Argelia, Libia, Mauritania y Chad. Esta nueva situación empeoró todavía más la situación de estas tribus, lo que significó de facto el colpaso de sus ancestrales formas de vida. Acabaron estableciéndose en el noroeste de Malí. Se rebelaron un par de veces contra el gobierno de Malí, pero la represión que soportaron fue tan grande que tuvieron que buscar refugio en otros países. Fue en esta situación de vagabundeo ilegal por el desierto del Sáhara (con dos cojones y nos quedamos cortos) en la que se formaron Terakaft. En los años 80, Gadaffi financió y puso a disposición de las guerrillas rebeldes campos de entrnamiento en Libia. Los músicos de Terakaft fueron parte de esos recultados. En este contexto, estos músicos entraron en contacto con influencias musicales occidentales (el blues, Bob Marley, Hendrix, las guitarras y los bajos eléctricos) y desarrollaron un nuevo tipo de música contestataria. Grabaron en condiciones precarias unas cuantas canciones, que circularon durante años en copias piratas en cassette. En los años 90, Malí inició un proceso democrático que nombró un Consejo Nacional de Reconociliación y los tuaregs fueron llamados para formar parte en el nuevo gobierno. Las guerrillas quemaron sus armas y desde entonces viven en medio de un estado de paz frágil. Las canciones de Terakaft (mantras de repetitivo blues directamente emparentado con Ali Farka Toure) significan nada más y nada menos que la conciencia de un pueblo milenario que se resiste a su desaparición y la denuncia de sus precarias condiciones de vida material y cultural.

Terakaft

4 comentarios:

Iñigo dijo...

Gracias por ponernos en situación!
joder, con este contexto el disco parece aún mejor.

un disco como la copa de un pino.

Manel dijo...

te imaginas trazar un contexto sociocultural parecido con grupos como Band Of Horses o Death Cab For Cutie? sería divertido..

por cierto, existe un docu sobre todos estos músicos tuaregs, a ver si lo cuelgo un dia.

Iñigo dijo...

jaja, qué cabrón.
hablaríamos de encuentros en Starbucks, en los pasillos de facultades de Bellas Artes, ...

esperando con ansia ese docu.

Marc dijo...

Aquests encara no els he sentit,però recomano fervorasament el "Imidiwan" i el "Aman Iman" de Tinariwen. Tremendos.

Em poso amb aquests.