lunes, 4 de octubre de 2010

"Heavy Metal Parking Lot"


"Heavy Metal Parking Lot"
(John Heyn y Jeff Krulik, 1986)

Una de las pocas cosas que llevo con orgullo es que nunca he sido jevi. En mi puta vida he llevado camisetas de Manowar, Accept o Judas Priest ni he tenido unas J´Hayber y siempre me he reído del mundo del metal desde una postura de irrebatible superioridad. Sí, conozco alguna gente que es de fiar y que, sin embargo, tuvieron una juventud plagada de recuerdos asociados a grupos como Rainbow, Saxon o WASP. Es entrañable observar cómo, de vez en cuando, intentan reivindicar un disco de Mötley Crüe o de Iron Maiden, como si los demás fuéramos idiotas o algo. Supongo que en el fondo nunca dejas de ser jevi, igual que nunca dejas de ser skin, mod, quillo o tunante.
"Heavy Metal Parking Lot" recoge magistralmente el ambiente previo a un concierto de Judas Priest y Dokken a mediados de los 80 (concretamente el 31 de Mayo de 1986), en un pueblo perdido en el medio del estado de Maryland, Landover Capital Cultural. Rednecks cerveceros fans de los Judas en todo su jodido esplendor ochentero. High Level.
(No hay subtítulos per a quién cojones le importa)

Metal

2 comentarios:

Grey dijo...

Jo sempre he pensat que el metal és massa blanc per ser bo i dic blanc en el pitjor dels sentits.

Anónimo dijo...

El jevi no es violencia y jamas lo será