lunes, 28 de febrero de 2011

John Porcellino

Wiki
Website
He estado leyendo una antología de comics americanos y me he enamorado del trabajo de John Porcellino, minimal, cálido y honesto.





martes, 22 de febrero de 2011

Black Dice


Black Dice
"Beaches & Canyons"
(DFA, 2002)

De Black Dice hay que comérselo todo. Es uno de esos grupos modernos que hacen canciones ruidosas y rítmicas y que entienden su carrera musical como un work in progress. Han editado una cantidad ingente de EPs, discos, CDRs, remezclas, etc.. aunque es justo reconocer que últimamente se lo toman con un poco más de calma y que artísticamente también han suavizado un poco su discurso (que quede claro que siguen molando, ojo). "Beaches & Canyons" es, junto a "Creature Conforts" (DFA, 2004), su mejor y más variado disco y el que mejor sirve de introducción a la obra de este trio de Brooklyn. Su obra posterior se caracterizaría por el uso y abuso de electrónica cafre y oscura, pero aquí todavía podemos identificar algunos instrumentos y definir algunos pasajes como "oníricos". Otros se centran en el estudio del caos y del ruido como patrón creativo, dando lugar a unas canciones que defecan directamente sobre la idea tradicional de canción. No sé si es porque estoy escuchando mucha No Wave últimamente, pero veo bastantes similitudes entre la vocación anti-todo de los grupos neoyorquinos de finales de los 70-principios de los ochenta y Dados Negros. Supongo que también lo podríamos definir como "psicodelia" y quedarnos tan anchos (de hecho, las largas composiciones del grupo respiran un ambiente improvisatorio, rollo jams a lo Grateful Dead en plan industrial y ruidoso), como una mezcla loca de Can y Whitehouse.
Dadle todo el volumen que sea posible y que sea lo que dios quiera. 

Dados

domingo, 20 de febrero de 2011

Lee "Scratch" Perry


Lee "Scratch" Perry and The Upsetters
"Super Ape"
(Island, 1976)

Hacía tiempo que no hablábamos de ese agujero negro musical (no offense) que es la cuna del dub, el ska, el reggae y el dance hall: Jamaica, y hoy lo vamos a hacer con una de las indiscutibles obras maestras del género. La discografía de "Scratch" Perry da para mucho. Podríamos haber elegido "Chicken Scratch" (1968), "Cloak And Dagger" (1973), "Roast Fish, Collie Weed And Corn Bread" (1978) o incluso cualquiera de los buenísimos discos que ha sacado en los últimos diez años junto a Adrian Sherwood, el capo del sello británico On-U Sound. Pero el elegido es "Super Ape" (Island, 1976), su obra más emblemática, el disco en cuya portada aparece un orangután de quince metros de altura fumándose un canuto mientras arranca una secuoya de cuajo. Acompañado por los Upsetters y con contribuciones vocales de Prince Jazzbo o los Heptones, "Super Ape" refleja la maestría a la producción que había adquirido Lee Perry en su estudio Black Ark, que por aquel entonces ya llevaba unos años funcionando a pleno rendimiento. Todas las características que hicieron grande al Dub en general y al loco de Lee Scratch Perry en particular están presentes en este album: ecos, reverberaciones, delays, canales de sonido con teclados, trompetas, voces o melódicas que aparecen y desaparecen como si fuesen nubes de humo. El estudio de Scratch, Black Ark, se llenaba de sonidos profundamente experimentales pero muy orgánicos al mismo tiempo. Producciones secas, de bajo coste, con una sección rítmica metamorfoseada en un solo instrumento y una vibración general como de otro mundo que se hace plenamente irresistible incluso cuarenta años después.

Supr Ape

martes, 15 de febrero de 2011

DNA


DNA
"DNA On DNA"
(No More Records, 2004)

La palabra "iconoclasta" sería la que mejor definiría las intenciones de DNA, el trio de Arto Lindsey. Normalmente es una palabra que no designa algo realmente "inconoclasta" sino ligeramente anti-establishment, como unos tejanos rotos o un piercing en el labio inferior. No. DNA eran realmente iconoclastas. Querían destruir todo lo que se había hecho hasta entonces y lo que vendría después. Lo que es innegable es que destruyeron conceptualmente todo lo que musicalmente se hacía en el Nueva York de finales de los 70 / principios de los años 80. DNA no dejaban títere con cabeza. La escena No Wave nos sirve para situar a DNA en su contexto cultural, pero en realidad su approach primitivista, tocacojones, ruidoso, de ritmos aparentemente deslabazados no tenía parangón en la escena neoyorquina. De lejos podían hacerte pensar en referentes igualmente iconoclastas, bajo el paso de los cuales ya nunca más creció la hierba: Captain Beefheart, Suicide, The Stooges/Velvet Underground, Stockhausen, Albert Ayler y el free jazz, Can. DNA escuchaban música étnica antes de que eso fuera un lugar común en los grupos de corte experimental. Pero DNA no suena a nada de eso. Se parecen a la lejía, si acaso.
El grupo tuvo dos formaciones: una con teclados y otra con bajos. Los dos elementos constantes fueron Ikue Mori (a la batería; después conocida en la escena experimental neoyorquina por su manejo del laptop y los teclados) y Arto Lindsey (cuya prolífera carrera artística es demasiado larga como para resumirla en dos líneas). En su primera época DNA contaban con Robin Crutchfield a los teclados y luego tuvieron a Tim Wright (antes en Pere Ubu) al bajo. Mi época favorita es la segunda, como una especie de This Heat menos cerebrales y frios. Siempre canciones secas, cortas, directas y una actitud genuinamente artie y do-it-yourself que influyó a multitud de bandas de la actualidad: Black Dice, Wolf Eyes, Liars, Erase Errata, Flying Luttenbachers, US Maple, Arab On Radar, Ex-Models y un -afortunadamente- largo etcéterea. Da mucha rabia cuando notas que un grupo se esfuerza al máximo por sonar extraño y retorcido (la expresión inglesa-americana "try too hard"), pero en cambio es genial cuando te das cuenta de que un grupo es capaz de sonar así sin esfuerzo, como es el caso de DNA.
El enlace que encontrareis más abajo recopila canciones de origen diverso: el EP que publicaron a finales de los 70, "A Taste Of DNA", los cuatro temas incluidos en "No New York", más grabaciones en directo (no quiero ni imaginarme el shock que significaba ver a esta troupe a principios de los 80) y tomas alternativas, inéditas, etc.. Todo el material es absolutamente imprescindible, DNA son una de las bandas más grandes y salvajes que jamás ha salido de Nueva York.
Si alguna vez os topais con el cd que recopila todo el material de la banda, no dudeis en adquirirlo. Incluye textos de Byron Coley (respect!), Jason Gross y Glenn O´Brien, además de flyers de la época, fotos, etc..

Os desgloso un poco el tracklist, porque quizá os mareais al descomprimir el archivo y ver que son 32 canciones:

1-2 "You&You" 7''
3-6 temas de "No New York"
7-12 temas de "A Taste Of DNA"
13 grabado en Canadá, fecha desconocida
14-18 en directo Squat Theatre´s Obie
19-23 directo CBGB 23 Jul 1978
24, 26 y 30 directo Columbia University 5 Marzo 1980
25, 27-29 "cinta Fiorucci", fecha desconocida
31-31 directo CBGBs último show 24 Junio 1982

DNA
   

lunes, 14 de febrero de 2011

Com Truise


Com Truise
"Cyanide Sisters EP"
(Ghostly International, 2010 Reedición con bocadillo y olivas)

Como llevamos algunas entradas redactando textos más largos que la nariz de Hedo Turkoglu y sobre grupos oscuros y/o antiguos vamos a hacer un post ágil, juvenil y sobre música de ésta de sonidos de la Modernidad. Joder, incluso tendremos la oportunidad de teclear la palabra "chillwave" (si alguien ha llegado a este blog googleando "chillwave" ya os podeis largar de aquí ahora mismo, fac yu).
Así a bote pronto y de manera juveniloide y desenfadada se podría definir la música de Com Truise como una mezcla entre Dam Funk -uno de los totems de este follón de blog- y Hype Williams. Funk, electrónica con algún toque retrofuturista y saturadísimo de teclados, ambiente decididamente ochentero ("arcade-wave", venga, me la juego) y atmósferas como de peli de Serie B (rollo que el prota se baja de una nave de la que sale humo blanco y observa que acaba de llegar a un planeta extraño y el plano se va abriendo y cada vez se ve más espacio deshabitado y volvemos a un plano cerrado con el jetolo del prota que tiene cara de "ostia, otra vez no"). Muy pero que muy jander.

Com Truise 

viernes, 11 de febrero de 2011

fIREHOSE


fIREHOSE
"fROMOHIO"
(SST, 1989)

El caso de fIREHOSE es realmente injusto. Dos de sus componentes (Mike Watt y George Hurley) venían de tocar en Minutemen, una de las bandas que cambió el panorama del punk rock americano para siempre, y esta banda ha acabado eclipsando a fIREHOSE de manera inaceptable. Estuvieron en activo ocho años (1986-1994), hicieron cerca de mil conciertos (mIL!) y publicaron cinco discos (tres de los cuales se pueden calificar como obra maestra sin ningún género de dudas) y dos EPs.
Se ha escrito mil veces sobre las circunstancias que rodearon al nacimiento de esta banda californiana que ayudó (junto a Descendents, Black Flag, Sonic Youth, Dinosaur Jr, Meat Puppets) a cimentar el glorioso legado discográfico del sello de Greg Ginn, SST Records, pero por si acaso allá vamos otra vez: tras la trágica desaparición de D Boon, el carismático cantante y guitarrista de Minutemen, Mike Watt (amigo inseparable de Boon) y George Hurley pasaron un tiempo sin ganas de tocar. Ed Crawford, un fan acérrimo de Minutemen que vivía en Columbus, Ohio, escuchó un falso rumor -al parecer iniciado por los miembros de Camper Van Beethoven- que decía que Watt y Hurley estaban buscando un nuevo cantante-guitarrista para formar un nuevo grupo. Ni corto ni perezoso, "Edfromohio" (como pasaría a conocérsele a partir de entonces entre el tropel de SST) se plantó en casa de Watt y le tocó unas cuantas canciones de Minutemen y de los Who. Watt y Hurley quedaron sorprendidos con el chaval y decidieron iniciar fIREHOSE. Ed fromohio pasó nueve meses durmiendo en casa de Watt. Las canciones que darían forma a su primer LP, "Ragin´ Full On" (SST, 1986), fueron escritas en su mayoría por Watt para Dos, el proyecto que tenía con Kira Roessler (esposa de Watt en aquel entonces y a la sazón bajista de Black Flag). El estilo del grupo todavía estaba por pulir, pero ya se podía apreciar que fIREHOSE eran algo distinto de Minutemen, aunque mantenían la amplitud de miras (punk, free jazz, funk) que hizo grandes a la mejor banda que ha salido nunca de San Pedro. Ed era un cantante más versátil que Boon y fIREHOSE parecían tener un toque un poco menos urgente y más juguetón. "If´n" (SST, 1987), con el poster de Hüsker Dü en la foto de la portada, era un disco más serio que "Ragin´ Full On", la banda había desarrollado una personalidad que se desplegaría en plena madurez con "fROMOHIO" (SST, 1989), el mejor disco del grupo sin discusión (al menos para mí: mirando en la red hay gente que prefiere cualquiera de los dos anteriores). Un sonido variadísimo (solos de batería, interludios a-la-John-Fahey, folk, punk, hard rock, tropicalismo) que sin embargo no evita que el oyente centre su atención en las composiciones. Exactamente 31 minutos y 13 segundos que se suceden en un periamén. Después ficharon por Columbia, sacaron un par de discos más que repetían lo ya visto y en los que ya no estaban tan finos a nivel de composición, etc.. bla bla bla. Escuchad "fROMOHIO" y después cualquiera de los dos anteriores, descubrireis uno de los secretos mejor guardados de la inagotable cantera de SST.

dESDEOHIO

martes, 8 de febrero de 2011

Terakaft


Terakaft
"Akh Issudar"
(World Village Music, 2008)

"Las guitarras son un arma mucho más poderosa que los rifles Kalashnikov. Las guía el corazón de un artista, no el ansia de verter la sangre de ningún enemigo." Son palabras de Liya Ag Ablil (nombre guerrero: Diara), quien junto a los demás componentes de Terakaft ("La caravana") participó en las rebeliones del pueblo tuareg contra el Gobierno de Malí.
Al parecer, Terakaft fue fundado originariamente por Keddou ag Ossad, a su vez miembro de Tinariwen, otra banda de blues desértico, tuareg blues o como se le quiera llamar que han gozado de cierto prestigio internacional. También se ha etiquetado a este tipo de bandas como "Teshumara", que es una deformación del francés "chomeur" (parado). Este movimiento estaría formado por jóvenes combatientes que se vieron obligados a cambiar instrumentos por armas en la rebelión alimentada por Muammar el Gadaffi.
La etnia Kel Adagh, a la que pertenecen los miembros de Terakaft, tiene unos mil años de historia a sus espaldas. Estos bereberes abandonaron la vida agrícola en pos de un nomadismo impuestopor las circunstancias. Se adpataron como nadie a las durísimas condiciones de vida desérticas y controlaron las rutas de caravanas que conectaban el Atlántico con el Mediterráneo (de hecho, Terakaft quiere decir "la caravana"). Una cultura propia que bebía de distintas influencias fue consolidándose poco a poco, fortaleciéndose por oposición al colonialismo francés. La entrada de los franceses neutralizó las antiguas rutas de caravanas, lo que empobreció al pueblo tuareg de manera severa. Con el nuevo mapa post-colonial, el territorio de este pueblo quedó dividido entre Malí, Niger, Argelia, Libia, Mauritania y Chad. Esta nueva situación empeoró todavía más la situación de estas tribus, lo que significó de facto el colpaso de sus ancestrales formas de vida. Acabaron estableciéndose en el noroeste de Malí. Se rebelaron un par de veces contra el gobierno de Malí, pero la represión que soportaron fue tan grande que tuvieron que buscar refugio en otros países. Fue en esta situación de vagabundeo ilegal por el desierto del Sáhara (con dos cojones y nos quedamos cortos) en la que se formaron Terakaft. En los años 80, Gadaffi financió y puso a disposición de las guerrillas rebeldes campos de entrnamiento en Libia. Los músicos de Terakaft fueron parte de esos recultados. En este contexto, estos músicos entraron en contacto con influencias musicales occidentales (el blues, Bob Marley, Hendrix, las guitarras y los bajos eléctricos) y desarrollaron un nuevo tipo de música contestataria. Grabaron en condiciones precarias unas cuantas canciones, que circularon durante años en copias piratas en cassette. En los años 90, Malí inició un proceso democrático que nombró un Consejo Nacional de Reconociliación y los tuaregs fueron llamados para formar parte en el nuevo gobierno. Las guerrillas quemaron sus armas y desde entonces viven en medio de un estado de paz frágil. Las canciones de Terakaft (mantras de repetitivo blues directamente emparentado con Ali Farka Toure) significan nada más y nada menos que la conciencia de un pueblo milenario que se resiste a su desaparición y la denuncia de sus precarias condiciones de vida material y cultural.

Terakaft

domingo, 6 de febrero de 2011

Docus sobre Baloncesto #2: "Gunnin´ For That #1 Spot"


"Gunnin´ For That #1 Spot"
(Adam Yauch, 2008)

El director de este documental, Adam Yauch, también es conocido con el alias de MCA y es uno de los tres miembros de Beastie Boys. Actualmente está teniendo algún problemilla de salud, pero esperemos que con las toneladas de energía positiva que miles de fans en todo el mundo le habrán enviado en el último par de años, el Beastie tranquilo se recupere totalmente y pueda seguir tocando y haciendo videoclips y docus.
"Gunnin´ For That #1 Spot" es como una especie de versión reducida de la gran obra maestra de los documentales deportivos, "Hoop Dreams", de la que hablaremos en otra entrada futura: chavales de muy diferente background sociocultural que son de los mejores jugadores de baloncesto de todo EEUU se reúnen para jugar una especie de High School All Star Game en el legendario playground neoyorquino de Rucker Park. Si sois aficionados a la NBA, el documental tiene un valor añadido porque el docu se centra en ocho chavales, siete de los cuales han hecho carrera en la NBA (y uno de ellos, Kyle Singler, es el máximo anotador de la Universidad de Duke). Los que han tenido un mayor impacto han sido Kevin Love y Michael Beasley, pero también aparecen Jerryd Bayless, Tyreke Evans o Brandon Jennings.
"Gunnin´ For That #1 Spot" fue rodada en verano del 2006, y se centra en ofrecer un breve pero acertado retrato del entorno de cada uno de los chavales (desde el entorno WASP de Kevin Love al ghetto angelino de Compton donde creció Brandon Jennings), analizando el impacto que tiene la atracción del dinero del basket profesional en estos chavales que mayoritariamente vienen de un entorno bastante desfavorecido. A toro pasado es sintomático comprobar que ninguno de ellos completó su ciclo universitario, excepto Kyle Singler (blanco), que está en su último año con los Duke Devils. La última parte de la película ofrece imágenes del partido, con narración del mítico streetballer Bobbito García (no tiene precio el thrash talking de Michael Beasley).
Como os podeis imaginar la banda sonora está llena de temazos hip hop: Jay Z, Ludacris, Beastie Boys, EPMD, NWA (Brandon Jennings conduciendo por Compton), Public enemy ("By The Time I Get To Arizona", cuando aparece Jerryd Bayless), etc..

(Tampoco han salido todavía subtítulos de esta película, sorry!)

Spot

miércoles, 2 de febrero de 2011

Robert Christgau


Una de mis páginas de referencia -como buen neoyorquino que soy- es el Village Voice. Cuando ellos dicen que algo es guay, puedes apostar dinero a que el 90% de las veces lo es. La sección de música, Pazz and Jop, me ha dado bastantes alegrías: hace poco hicieron una encuesta entre varios críticos musicales para averiguar cuántos eran capaces de nombrar a todos los componentes de Wu Tang Clan. En serio, la prensa musical española está a años luz de la americana, no shit. Bien, pues el crítico musical Robert Christgau estuvo al cargo de la sección musical del Village Voice durante muchos años y también ha escrito en Playboy, Rolling Stone (sí, sí, lo sé), Creem o Spin. Artistas como Lou Reed o Sonic Youth han citado su nombre en una canción (lo correcto más bien sería decir que se cagaron en sus muertos en una canción) y es apreciado por su libro de reseñas "Consumer Guide", en el que los discos reciben una puntuación (aquí podeis ver el divertido baremo utilizado en el libro) y una breve reseña. Una de mis favoritas es ésta de "Ragged Glory", de Neil Young, en la que recrea un -imagino- ficticio diálogo entre vecinos:

"It's three o'clock in the fucking morning, will you turn that thing down? All I hear down here all night is thump-thump-thump-thump thump-thump-thump-thump--same fucking tempo, same fucking beat, on permanent repeat, you don't even have to walk over to the amplifier to start it up again, just galumph up and down in that stupid hippie pogo. Of course I love him too. I know the guitar is great. So what? This isn't the Beacon, goddamn it. It's my apartment."

No hace falta decir que, como en cualquier clasificación ordenada siguiendo parámetros estrictamente subjetivos, el criterio de Christgau es algunas veces discutible. Gran sorpresa, no? Pero aunque el criterio de Christgau no fuera fiable en un, digamos, 84% de los discos reseñados, aún y así valdría la pena leer sus comentarios. Lo mismo sucedía con Lester Bangs. Un tio de 68 años que es capaz de escribir sobre el último disco de The Roots, por ejemplo. Fan de la música africana desde principios de los años 80. Fue de los primeros críticos musicales en defender el hip hop o el riot grrl. Los únicos géneros musicales que no soporta son el heavy metal, art rock, progressive rock, bluegrass, gospel, el folk irlandés y el jazz fusión. No sé vosotros, pero yo me identifico totalmente con estas fobias. 
Si podeis leer en lengua inglesa pasaros por su página, no os arrepentireis.