jueves, 27 de mayo de 2010

martes, 25 de mayo de 2010

Actress


Actress
"Splazsh"
(Honest Jon´s, 2010)

Detroit tecno noventero de calidad, de ése que te acaricia la piel y que hace que te sientas en el centro mismo de los sonidos que estás escuchando.
En varios sitios he leído que "Splazsh" va a ser el disco de música electrónica del año y cuidaaooo porque parece que la crítica (Fact, The Wire) no va nada desencaminada. En cualquier caso estamos a Mayo y ya hemos tenido unos cuantos discos de padre y muy señor mio (Four Tet, Scuba, Guido) y todavía tienen que llegar discos que hace tiempo que espero con ganas (Mount Kimbie y Joy Orbison).
Actress es un productor de Wolverhampton al que tenemos que agradecer su labor como A&R al frente de Werk Discs, que a lo largo de los últimos años ha publicado material altamente recomendable: Lukid, Disrupt, Zomby, Starkey... Curiosamente el productor inglés ha decidido publicar su segundo disco en Honest Jon´s.
Pepinazo en toda regla, especialmente indicado si os molan Oval, Redshape (Albert!) o Drexciya (Ismael!)

Actress  

lunes, 24 de mayo de 2010

Bettye LaVette


Bettye LaVette
"I´ve Got My Own Hell To Raise"
(Anti, 2005)

Después de una carrera artística repleta de altibajos, Bettye LaVette firmó en el año 2005 un comeback de lo más provechoso artísticamente, gracias a la inestimable aportación de Joe Henry en las tareas de producción. Se ha escrito de ella que es la mejor intérprete soul desconocida de todos los tiempos, a medio camino entre Aretha Franklin y Etta James, aunque es cierto que siempre ha gozado de cierto cult status entre los fanáticos de northern soul.
A partir de composiciones de distinta procedencia (todo señoras, por cierto: Dolly Parton, Lucinda Williams, Aimee Mann, Fiona Apple, Rosanne Cash, Joan Armatrading, Sinéad O´Connor...), la LaVette se luce en las interpretaciones, con un registro que sintoniza con el gran soul de Detroit, de dónde nuestra artista procede. La pieza a cappella que abre el disco, " I Do Not Want What I Haven´t Got", deja perfectamente a las claras que esta mujer se deja el alma en cada interpretación. La banda que acompaña a LaVette sabe jugar perfectamente su papel al servicio de la renacida estrella y con un envidiable savoir faire realzan todo el carisma que desprende la voz de la artista.
Música deliciosamente intemporal, especialmente recomendada para los amantes de las interpretaciones intensas de raiz soul.

Bettye   

domingo, 23 de mayo de 2010

Ali Farka Toure & Toumani Diabaté


Ali Farka Toure & Toumani Diabaté
"Ali & Toumani"
(Nonesuch, 2010)

Ali Farka Toure y Toumani Diabaté estaban trabajando en la creación de este disco cuando la muerte se llevó a Farka Toure. Era la segunda colaboración de los dos monstruos, tras la obra que grabaron en 2005, "In The Heart Of The Moon". Diabaté se ha encargado de supervisar la edición de este disco, que recoge los fantásticos duetos que los dos músicos malienses grabaron en los últimos años. Las canciones aquí recogidas se alejan totalmente de los cánones verso-estribillo-verso de la música occidental, cuya estructura está totalmente orientada al consumo masivo: líneas melódicas fáciles de recordar, con la voz en primer plano y un motivo (estribillo) que se repite machaconamente hasta quedar grabado en tu cabeza. La música africana (permitidme la absurda generalización) tiene un componente mucho más contemplativo y espiritual, deja un mayor margen a la improvisación y a la espontaneidad sin por ello restarle espacio a los momentos líricos. Este maravilloso disco es una prueba de ello.

Ali & Toumani

En este video los dos músicos hablan sobre el proceso de grabación y aparecen tocando mientras graban. Muy interesante.

jueves, 20 de mayo de 2010

Robert Wyatt


Robert Wyatt
"Rock Bottom"
(Virgin, 1974)

No sé por qué he tardado tanto tiempo en acercarme a la obra de Robert Wyatt, un señor que siempre me ha caído simpático. Su larga barba blanca y esa expresión de estar en paz con el mundo hacen que piense en los renos y en Laponia y en trineos volando sobre las nubes. Mi única experiencia Wyattesca había sido con "Cuckooland", un disco que escuché una sola vez y sin prestarle mucha atención. No me gustó nada, supongo que lo escuché mientras leía un libro y las canciones me desconcentraron o algo, no sé.
He estado escuchando bastante a Syd Barrett últimamente y Robert Wyatt aparece por ahí, la escena de Canterbury y toda la pesca. Me lo estaba pasando realmente bien escuchando discos como "The Madcap Laughs" y me propuse estirar un poco más el hilo y ya Robert Wyatt entró en mi vida. Toda una rutina del siglo XXI: wikipedia, ficha biográfica en Allmusic para ver cuáles son los mejores discos para empezar y luego una vuelta por google en busca de links. El primer elepé que escuché es el que os he puesto por aquí abajo, "Rock Bottom", grabado en 1974. Atrás quedaban The Soft Machine y su secuela, Matching Mole. En el proceso de composición de este disco es cuando Wyatt tuvo el accidente que le costó la movilidad en ambas piernas. Se ha especulado con la posibilidad de que este hecho influyera en la creación de "Rock Bottom", pero su autor se defiende alegando que la mayoría de canciones ya estaban hechas antes del suceso. En cualquier caso aprovechó su estancia en el hospital para acabar de dar forma al proyecto. Lo cierto es que, como oyente-espectador-loquesea, cuesta abstraerse de este hecho fundamental en la biografia del señor de la larga barba blanca. Las letras son densas y abstractas y el sonido del disco desprende intensidad y experimentalidad a partes iguales.
Y es que Wyatt es un artista absolutamente único. A mí al menos se me hace muy difícil describir su música comparándola a la de otros artistas. Lo único que te ayuda a definirlo rápidamente es que en sus discos apenas se escuchan guitarras. Pianos, voz, teclados, trompetas, violines, percusiones, etc.. pero casi nada de guitarras. Sus canciones tienen arreglos extraños pero que desprenden un lirismo muy intenso. También se ha hablado sobre el componente infantil (por lo surrealista) del arte de Wyatt. Check. Seis canciones, la mayoría de más de cinco minutos. Algunas tienen una apariencia normal, que te hace pensar que el Rock Progresivo quizá no está tan mal después de todo. Otras canciones contienen una voz de barítono recitando palabras de un lenguaje indeterminado (por lo que parece en Canterbury también se fumaban canutos y se comían setas). Si tuviera que describir este disco con una sola palabra sería "mágico". Ya sé que utilizar este adjetivo para describir un disco normalmente te hace venir ganas de vomitar, pero en el caso de "Rock Bottom" es asíns.

Os dejo de propina unas declaraciones del amigo Robert sacadas de una de las múltiples entrevistas que hay en la red, en las que queda bastante claro que este tio es un artista del tipo intelectual, que tiene las cosas bastante claras y que sabe ir por el mundo haciendo el bien.

Preguntado sobre sus intenciones artísticas (me encanta la imagen de los dardospara describir el proceso de creación artística):
I'm still trying to do the same thing, only get it right! (laughs) The appearance of variety is a complete illusion. It's like somebody who's got a dartboard in his room, a large dartboard, and there's darts all over it. And you think, wow, you've got a lot of different directions you throw your darts. And you say, well yeah, but all I was trying to do was hit the board. That's all I've ever tried to do.

Sobre la idiosincrasia dela industria discográfica:
I mean, if you go to a shop down the road and buy something from the shop, it doesn't have to be the most successful shop in the universe. As long as he makes enough money selling his stuff that he can eat too, he's happy. And I'm like that with my music. I don't want to have to do the things you have to do. I don't want to live the life. It just doesn't mean anything to me, very much, the high-profile, big money side of things. I just want enough to live on, and to be able to get on with what I do, and hang around my friends. This constant pressure from record companies to come up with a hit single or something like that, I find completely tiresome. I just find that there's no understanding, really, of what the industry is.

Sobre la nostalgia de los 60 o de cualquier etapa anterior de su carrera:
If I say I'm disappointed in what I've done--and I can think of more wrong with it than right with it--maybe the good side of that is, it sort of keeps me hungry, you might say. It gives me a motive. People say, oh it's a shame, you're not nostalgic about the '60s. Well actually, it's quite good, when you think of it. Wouldn't it be sad if I was sitting here wishing it back? And I don't. So at least you can turn those things around. It's quite healthy, I think.

Rock bottom

lunes, 17 de mayo de 2010

Discos que no son de ahora #59



Elvis Costello and The Attractions
"This Year´s Model"
(JVC Victor, 1978)

Últimamente he estado escuchando bastante "The River In Reverse", el disco que Elvis Costello grabó con Allen Toussaint y otros músicos de Nueva Orleans justo después de que el Katrina arrasara la ciudad norteamericana. Uno de los mejores discos de los últimos cinco años y tal, pero como a través de él he vuelto a la discografía anterior de Costello, prefiero dedicar esta entrada a "This Year´s Model".
El segundo disco de su autor y primero junto a los Attractions nos muestra a una banda en estado de gracia, con un sonido super-roquero que se podría emparentar con el punk, pero que no le hace ascos a música de otras raíces. A nivel compositivo van desfilando una perla detrás de otra, con ese estilo irresistiblemente catchy que tenía Costello en sus primeros discos. Habrá gente que prefiera "My Aim Is True" y otros que se queden con "Armed Forces", pero a mí el que me gusta más es éste.

Model 

domingo, 16 de mayo de 2010

Grandes documentales



Cada año cierran unas 3.000 (tres mil, three thousand) tiendas de discos en los Estados Unidos. Uno de cada cinco discos se vende en Walmart. Son algunas de las cifras que se citan en este interesante documental, titulado "I Need That Record" en el que aficionados como Thurston Moore, Mike Watt o Ian MacKaye, entre otros, reivindican el hecho de comprar discos de vinilo en una tienda como uno de los mayores placeres de la vida. Se estrenó en DVD el pasado 17 de Abril, que es el Independent Record Store Day.

jueves, 13 de mayo de 2010

Privatización de la diagonal de Barcelona? Gracias, pero no, gracias


Hoy me ha llegado este email que aporta un punto de vista bastante interesante sobre la consulta del consistorio de Barcelona sobre qué plan urbanístico es el más adecuado para la remodelación de la Av. Diagonal:


EL PERQUÈ DE LA DIAGONAL: UN PASTÍS DE 50M€



La ciutadania té dret a votar, en el cas d’una artèria principal proprietat nostra com la Diagonal, no sobre la decoració, sino sobre l’urbanisme: estructura territorial de mobilitat, impacte sobre barris afectats, impacte atmosfèric, agents urbans implicats, costos colaterals, qui paga què. No es pot aprovar un projecte sense debatre abans el concepte, que en essència té 3 punts:


1er Volem abocar els més de 100mil automòbils/día que avui passen per la Diagonal cap els ja saturats carrers de Rossellò, Provença, Mallorca i Consell de Cent? Es més important pacificar el trànsit d’una artèria vertebradora territorial, convertint l’Eixample en una xarxa de trànsit rodat massiu? O es millor pacificar el trànsit en un barri cada cop més residencial, on el comerç de centralitat minva, aprop de les finestres on la gent dorm, segons el model Cerdà primigeni, recuperat fa poc per l’Agencia d’Ecologia Urbana, formant bosses de 3x3 illes de zones 30 (Kms/h) amb carrers tipus Enric Granados, prou funcional i agradable?

2ºn Cóm absorbir l’impacte atmosfèric de la tala massiva de la quadruple filera de palmeres i plàtans centenaris, quina superfície de copes equival a 6 grans parcs, unes 60Has de verd, durant el temps de les obres i fins el creixement dels nous arbres, pel que caldran 12 anys?

3er i crucial: quina modalitat de transport convé més als ciutadans? Tramvía, Metro o Bus, doncs aquests determinen la forma. Amb enormes canvis induïts sobre la semaforització de tot el Centre, les opcions municipals A i B dediquen 2 carrils només al Tramvia, el Metro ni es considera, i el Bus queda expulsat! Tant si guanya A com B, uns 50 milions de billets anuals es transvasaran del Bus a TRAM S.A., imperceptiblement pels usuaris, doncs comprarem la mateixa T10 o billet, on no es veu a quí els paguem.
Perquè? Avui, l’ATM cobra unificadament els billets, amb aparença de servei públic; però desprès, la recaptació es reparteix proporcionalment als respectius usuaris entre els ens integrants, siguin públics: Renfe, FGC i TMB, o els privats a qui l’ATM ha donat concessions, com p.ex. el Tramvía del Llobregat i el Besòs: TRAM S.A.
Però el capital de TRAM S.A. es 77%privat: Alstom 20,25%; Fomento de Construcciones y Contratas 19,3%; COMSA 12,4%; Acciona 10,48%; MARFINA 10%; DETREN 4,8%. Es aquest el perquè de tot plegat? Acceptarem detraure uns 50 milions d’€/any de la recaptació de TMB, de proprietat i gestió nostra controlable, per regalar-los a la gestora privada TRAM S.A.? Li cedirem gratis 30kms de carril, 15 Has públiques, per explotació privada permanent, a canvi només del cost de l’obra, que equival a la facturació d’un sol any? Es tracta d’un regal prou gran a un grup de multinacionals i grans constructores, que justifica els 3M€ de l’enorme propaganda, i en plena crisi! Un regal que necessita l’aval majoritari per ser legítim.
Però hi ha més: podrem garantir desprès la viabilitat econòmica del sistema públic de transport metropolità sense aquests excedents en les línies rendibles, que compensen les línies deficitàries? O també privatitzaran aquestes?


Excepte que s’ens estigui plebiscitant, encobertament, tant a A com a B, un parti pris municipal:
la privatització de la Diagonal.


Ada Llorens
Arquitecta, urbanista, paisatgista

lunes, 10 de mayo de 2010

Discos que no son de ahora #31


Joe Henry
"Civilians"
(Anti, 2007)

"Civilians" de Joe Henry es la clase de disco que hace que mi señora me diga que me estoy volviendo un pureta. De hecho ésa es una frase que dice muy a menudo últimamente porque la pobre está recibiendo un bombardeo inmisericorde de canciones catedralicias de peña como Ry Cooder, Randy Newman, Brian Wilson, Van Dyke Parks... La clase de discos que me daban alergia hace unos lustros y que ahora me hacen coger la carpeta y fijarme en si es Jim Keltner el que toca la batería o si es Lenny Waronker el que produce el disco. Pureta y orgulloso. Al menos todavía no le toco los cojones con Van Morrison, podría ser peor.
Joe Henry empezó haciendo discos de clara inspiración american roots, cercano a The Jayhawks y luego ha ido haciendo un poco de todo. Su carrera de productor, por ejemplo, está plagada de grandes nombres y trabajos estupendos, la clase de discos que se escucharán dentro de cincuenta años, sin duda. Algunos nombres? Loudon Wainwright III, Betty LaVette, Solomon Burke, "The River In Reverse" de Elvis Costello y Allen Toussaint... Ya veis por dónde van los tiros. En este disco, Henry vuelve al sonido que caracterizó sus primeras canciones y en él colaboran pesos pesados del calibre de Bill Frisell o Van Dyke Parks. Canciones excelentemente interpretadas por músicos que ya grababan cuando tú y yo no teníamos pelo en los huevos y que además están excelentemente escritas, con unas letras que quieren decir cosas. Un referente claro serían los últimos trabajos de Dylan o de Waits. "Civilians" suena clásico pero original al mismo tiempo, una frase que habreis leído un millón de veces, pero que aplicado a Joe Henry tiene todo el sentido del mundo. Eso sí, "Civilians" es un disco de puretas, que quede claro.


domingo, 9 de mayo de 2010

Discos que no son de música occidental #78



Gabby Pahinui Hawaiian Band
Vol. 1 (1975) 

Ry Cooder ha sido definida varias veces como "antropólogo musical" y ha sido gracias a él que mi camino se ha cruzado con el de Gabby Pahinui, un eminente guitarrista de slide guitar y slack key que vivió toda su vida en las Islas Hawai¨, en Honolulu. Pahinui y Leland "Atta" Isaacs aparecen como músicos invitados en uno de los mejores discos de Cooder, "Chicken Skin Music" (Reprise, 1976). Como después de unos cuatro años buceando por la discografía del músico californiano ya conozco bastante bien todos y cada uno de sus fantabulosos discos, hace poco me decidí a rastrear los discos en los que Cooder aparece como invitado. Éste es uno de ellos: fantástica música de raíces hawaiana, con algunos toques blues y afrocaribeños. Las voces pueden llamar mucho la atención al principio, pero luego uno se acostumbra a su manera de cantar y se va fijando en otras cosas, en la calidez y armonía que desprenden estas canciones. Un disco muy interesante, excelentemente grabado e interpretado. 

domingo, 2 de mayo de 2010

Discos que no son de ahora pero que molan mil #40


The Beach Boys

“Today!”
(Capitol, 1965)

1965 fue un año clave para Brian Wilson y los Beach Boys. Aquejado de problemas nerviosos de todo tipo, el genio de California decidió abandonar los escenarios para dedicarse a componer y producir canciones. “The Beach Boys Today!” es el primer elepé que el mayor de los Wilson grabó bajo estas condiciones. También fue el año en que empezó a fumar marihuana. Muy poco antes Dylan había dinamitado la escena Folk más convencional, apareciendo en el festival de Newport con sus gafas negras y su guitarra eléctrica. En ese año, Dylan publicaría “Bringing it all back home” y “Highway 61 revisited”, dos discos que cambiarían la historia de la música para siempre. En ese momento de su carrera, Wilson estaba obsesionado con las composiciones de los Beatles (quienes acababan de arrasar en EEUU con su aparición en el show de Ed Sullivan) y sobretodo de Phil Spector. Las Ronettes acababan de publicar un single (“Be My Baby”) que sumió a Wilson en una honda depresión porque creía que era una canción perfecta y que en la vida podría componer nada igual.

“The Beach Boys Today!” es la primera obra maestra de los Beach Boys. Es el primer disco que se aparta del sonido comercial surfero que hacía las delicias de los directivos de Capitol y de los demás integrantes del grupo, ahora relegados a meros intérpretes de las canciones en las giras y conciertos. En sólo dos años, Wilson había escrito y producido siete elepés y más de veinte singles que dieron forma al sonido que caracterizó al grupo en sus inicios. Pero al final de esos dos años, el genio creativo del grupo estaba en una situación personal realmente jodida (recién casado, con problemas de oído, abrumado por la calidad de las producciones de Spector, con la permanente sombra de su padre encima de él, presión de su discográfica por seguir con el filón de hit singles, etc) y la canalizó de la mejor manera que pudo: concentrándose en ser lo más creativo posible en el estudio de grabación. El resultado es la maravillosa colección de canciones que dan forma a “Today!”. En la cara A temas más animados como “Do you wanna dance?”, “Help Me Rhonda” o “Dance dance dance” y una cara B absolutamente magistral, llena de baladas melancólicas con una producción de otro mundo, muy influida por el wall of sound de Spector, entre las que destaca “In the backof my mind”, con una letra que pone la piel de gallina:

El destino me ha sonreído/ Tengo todo aquello que un hombre puede desear/ Pero en los momentos felices rompo a llorar/ Porque en la parte de atrás de mi mente tengo miedo”.

Un disco que se adelantó en siete meses a “Rubber Soul” de los Beatles, igual que “Pet Sounds” se adelantaría a “Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band”. Respect!


Today!