domingo, 31 de enero de 2010

Sellos del Today #7, pt. 2


"The Minimal Wave Tapes Vol. 1"
V/A (Stones Throw Records, 2010)

Pues eso, peña oscura de Nueva Yol y de fuera haciendo electrónica DIY con cacharrería variada. Ta bien.
Dentro de poco os pondré el disco de Ike Yard, que eso sí que os volará la puta cabeza si no los conoceis.

sábado, 30 de enero de 2010

En Holanda también le dan al Step




Martyn "Is This Insanity/Brilliant Orange" (3024, Remixes 2010)
Martyn "Hear me/Seventy Four" (3024, Remixes2010)

Estos dias he estado escuchando bastante a Martyn, el productor holandés que hace una mezcla de dubstep, wonky y hip hop y que el año pasado sacó un disco ("Great Lengths", 3024) que ya deparaba grandes momentos y que ha sido un poco infravalorado, en mi opinión. Más cerca de Mike Slott, Flying Lotus y tal que del Dubstep más genérico.
Aquí teneis un par de maxis que no tienen desperdicio. Una nueva entrega del apasionante libro de estilo de Zomby y un remix de Ben Klock en el que aparece Space Ape, el MC de "Memories of the future" de Kode 9.
Si quereis conocer un poco más a Martyn, en Fact le hicieron una entrevista hace poco.



viernes, 29 de enero de 2010

Mike, apunta aquest discu



Mayer Hawthorne
"A Strange Arrangement"
(Stones Throw, 2009)

Fans de las Sagradas Escrituras del Soul (Smokey Robinson, Isaac Hayes, Curtis Mayfield, Barry White), por favor: dejen de fijarse en Eli Paperboy Reed y chequeen lo que Mayer Hawthorne tiene para ofrecerles. Antes hablaba de Stones Throw Records y de cómo la chana este sello californiano. Si STR tiene un nombre es por discos como éste. Algunos pasajes del disco realmente parecen haber sido grabados entre 1966 y 1972 y, además, no hacen que quieras salir corriendo a ponerte un recopilatorio de Smokey Robinson o el "Curtis" de Curtis. La palabra que utilizaría para describir a Paperboy Reed sería "simpatía"; para Mayer Hawthorne sería "clase". No ha salido en muchas listas de lo mejor del año, pero a quién cojones le importa.

jueves, 28 de enero de 2010

Sellos del Today #7



Stones Throw Podcast 53: Minimal Wave Mix

Hay peña que dice que ahora ya no hay sellos, que como no se venden tantos discos, pues no hay sellos. Stones Throw es la prueba de que hoy en dia existe al menos un sello con una personalidad propia tan fuerte que todas sus referencias se benefician de ello. El catálogo que ha ido construyendo Peanut Butter Wolf a lo largo de los últimos diez años es un verdadero sumidero de creatividad musical, con multitud de artistas, discos, proyectos, canciones, diseños, etc muy interesantes.
Una de sus últimas referencias es una recopilación que han sacado sobre grupos de electrónica underground de finales de los 70/principios de los 80, la mayoría artistas DIY que trabajaban con cajas de ritmos y sintes muy rudimentarios y que publicaban sus canciones en cassettes y discos que obtuvieron una muy escasa repercusión en la época. Esplendor Geométrico serían un ejemplo perfecto de esta onda, y no es casualidad que aparezcan en la recopilación.
Stones Throw ha sacado un podcast que os podeis bajar de su propia website, si sois usuarios de ITunes.
Si no lo sois, dadle aquí. Es un mix de Peanut Butter Wolf con temas del recopilatorio. Muy gozable, sí señor. Gracias, Stones Throw!
Si os gusta el mix y quereis el disco, dejad un post.

miércoles, 27 de enero de 2010

El Consorcio y yo




Anti Pop Consortium live at La Maroquinerie, Paris, France
November, 9th, 2009

Anti Pop Consortium sacaron un señor disco el año pasado, "Fluorescent Black", experimental y old school al tiempo. Además de hacer buenos discos, el Consorcio hace grandes directos, en los que no se limitan a exhibir su gran técnica como MCs y pinchar los temas, sino que realmente reconstruyen los temas en tu cara. Algunos lo encontrarán demasiado experimental o gafapastoso, pero al Follón le van anti Pop Consortium.
Si vais aquí podreis ver un video de un concierto que dieron en París elpasado mes de Noviembre. Grandes es poco.

lunes, 25 de enero de 2010

Albert, devuélveme este disco




Rocket From The Crypt
"Circa Now" +4
(Headhunter, Cargo, 1992)

Albert La Castanyera tiene este disco mio desde hace un tiempo, y de esta manera me impide ponerlo en MI estéreo a todo volumen mientras pienso en cortarme el pelo y comprarme zapatos y en hacerme tatuajes. Espero que durante este tiempo hayas podido disfrutar de él, pero ya es hora de decirle adiós, Albert. Cuando acabes de leer este post, quiero que te levantes, cojas el puto disco y lo pongas al lado de las Adidas de bota y me lo traigas la próxima vez que nos veamos. Sin rechistar ni remugar.
Rocket grabaron este disco en el año 1992, tela marinera. Hace la tira de años: dieciocho. Pues todavía lo flipas cuando lo escuchas, lo podría sacar un grupo hoy mismo y diríamos "Òndia!".
En las notas interiores de la reedición de "Circa Now" que publicó Swami en el 2004, John Reis explica cómo, mientras estaban grabando el disco, estallaron los follones (no me he podido resistir) que hubo en L.A., en los que un mogollonazo enorme de negros y gente chunga en general ("chunga" entendido como "bad ass", peligrosa) la liaron pardísima como protesta del veredicto del caso Rodney King, etc Rollo que los Rocket estaban grabando y salieron a comer algo a un Chuck-e-cheese y se encontraron el Tinglado Fenomenal. Unos cerdos (policías en el argot "bad ass") les ordenaron permanecer dentro del estudio de grabación, en el que se mantuvieron encerrados durante cuatro días (aunque esto no debería significar mayor problema, porque Rocket eran famosos por seguir un draconiano horario en cuanto a sesiones de ensayo se refiere: días ensayando siete u ocho horas, sin problemas). Un ingeniero de sonido, Dornell Cameron, y el saxofonista del grupo, Apollo 9, se escaparon del estudio en nombre del Rock n Roll para ir a buscar más cinta de master y así poder seguir grabando esa joyaca que después sería "Circa Now". Pocos meses después, Rocket iniciarían su exitoso periplo en la multinacional Interscope, y grabarían discos que tuvieron más éxito que "circa Now", sobretodo "Scream Dracula Scream", pero yo me quedo con "Circa Now". Me parece que fue el primero que escuché de Rocket y todavía suena de guatix, realmente bad ass rock n roll.

Shellac of North America




Shellac of North America
"Peel Sessions"
(Bootleg 7", 1994)

Mi época favorita de este grupo es la del principio. Los singles, las Peel Sessions, el disco con la tapa de cartón, etc.. todo encaja, todo perfecto. Las canciones de estas Peel Sessions suenan como si el Patrick Murphy de "Alguien voló sobre el nido del cuco" hubiera montado una banda de blues con una langosta y una cimentera. O de funky.


Dupestep, yo te lo doy




Pangaea
"Pangaea EP"
(Hessle Audio, 2010)

Kevin McAuley (aka Pangaea) es inglés, ya lo veis por la foto. Su biografia coincide con la de multitud de productores ingleses de la escena dubstep o garage: su vida cambió el dia que fueron a una rave de jovencillos y el espíritu del drum n bass se apoderó de ellos; su walkman tragaba sin parar cassettes de sesiones que se pinchaban por la radio; recuerdan con nostalgia esa época.
Pangaea ha publicado hasta la fecha un par de maxis realmente interesantes. Este EP ha sido definido como -oh,sí- "Dubstep emocional". Dicho de otra manera, Pangaea produce canciones, digamos, marchosas y otras más reflexivas o de escuchar en casa. En unas pesan más los graves y el bombo mientgras que en otras tienen más presencia las voces de fondo y esa clase de ruiditos que se van reverberizando hasta asemejarse al viento. El conjunto tiene una pátina elegante, nocturnófila y más bien minimalera que lo emparenta a productores como Burial, 2562 o Untold y que lo aleja del dubstep más taleguero de un Rustie o un Skream.
Hay que tenerlo.



miércoles, 20 de enero de 2010

Dónde está el ruso?





The Sopranos s03e11
"Pine Barrens"

De vez en cuando en la vida, uno echa de menos la familiaridad que reside en lo conocido. Entrar en un bar en el que todo el mundo conozca tu nombre, escuchar ese "It takes a nation of millions to hold us back" de Public Enemy que ya hemos escuchado unos doce millones de veces, comerse un Calippo de lima limón...Esa clase de cosas. Es en esos momentos cuando uno decide que ya va siendo hora de volver a compartir unos momentos con Tony Soprano y el resto de basura italo de New Jersey. Sí, vimos la serie en su momento y eso quiere decir que vimos todos los episodios una vez. Ahora quiero dejarme acurrucar por lo familiar, sentir como Lo Entrañable sonroja mis mejillas: quiero -por ejemplo- paladear el momento en el que Adriana confiesa a Christopher que es una jodida rata sucia confidente del FBI, sabiendo que Silvio la va a ejecutar unos minutos después. Necesito, en definitiva, ver los episodios de Los Soprano por segunda vez.

Para ello había dos opciones: empezar la serie desde el principio o ver episodios sueltos que sabes de antemano que van a hacerte levantar del sofá, alzar tu puño al cielo y pronunciar a voz en grito la palabra "ARTE". La segunda elección parecía la más razonable, porque ahora mismo no quiero centrarme en la trama de la serie, sino en todo lo demás. El capítulo que siempre había querido volver a ver y del que más veces he hablado en conversaciones borrosas de lengua entumecida es "el del ruso": el capítulo número once de la tercera temporada, que lleva por título "Pine Barrens" (una zona boscosa del sur de Nueva Jersey), dirigido por Steve Buscemi, escrito por Terence Winter y Tim Van Patten y emitido originariamente el 6 de Mayo del 2001. Ya sabeis, ese episodio absolutamente inolvidable en el que los dos personajes interpretados por mis dos actores favoritos de "Los Soprano", Michael Imperioli ("Christopha", por cierto, fan irredento de Guided By Voices) y Tony Sirico (Paulie Walnuts), intentan cobrar una deuda contraida por Valery, un ruso que les recibe en su apartamento soltando improperios y trasegando sinparar lo que muy probablemente es vodka. Paulie, el muy idiota, se siente insultado, ultrajado por la mala educación del ruso y, acto seguido, como el jodido psicópata que es, pierde claramente la cabeza y la emprende con el caucasiano malcarado. Ya sabeis de qué episodio hablo, no? El episodio que hace que los extraños se acerquen a David Chase y le pregunten "Dónde está el ruso?"

Creía recordar el episodio bastante bien, pero ayer lo vi sin estar pendiente de la trama y en esa situación uno se da cuenta de cosas que la primera vez se le escapan. Recordaba lo que pasaba, eso sí, pero por ejemplo todas las referencias a otras películas (mi gran pasatiempo siempre que veo algo por segunda vez) me parecieron más claras ayer: "Fargo" (dos matones persiguiendo a un rehén en medio de la nieve); "Miller´s Crossing" (el momento en el que se adentran en el bosque con Valery, con la intención de ejecutarlo); "Good Fellas" (al abrir el maletero y comprobar que el rehén sigue vivo Christopher repite exactamente las mismas palabras que el personaje de Joe Pesci en "Good Fellas). "Esperando a Godot" no es una película, pero en el episodio también hay ciertos momentos que te hacen pensar en Becket (y a su vez en la maravillosa "Gerry", de Gus Van Sant). Sin embargo, lo que más me hizo disfrutar ayer fue el irresistible tono de comedia negra que subyace en el fondo y no tan en el fondo: saber que Paulie no sólo va a pasar la noche en medio de la nieve sino que incluso va a acabar perdiendo un zapato hace que la secuencia del principio, en la que el zorro plateado recibe el encargo mientras le están haciendo la manicura, cobre un nuevo significado. Al principio le vemos en su máximo esplendor alpha male italo: peinado impecable, traje, las uñas hechas, moreno. El terror de las yayas de Florida, vamos. Unos veinte minutos después (y todo por su puta culpa, de nadie más), le vemos comer bolsitas de ketchup con el pelo alborotado. También vemos al muy rancio comerse todos los Tic Tacs a escondidas del pobre Christopher. Sabe mal reírse mientras ese par de hijos de puta atraviesan un puto infierno en Pine Barrens, pero vaya si me reí. Otro momento muy gracioso es cuando aparece Bobby Bacala vestido com un cazador aficionado recién salido del Decathlon y Tony se parte el ojete en su cara. Con el objetivo de provocar una risotada genuina en James Gandolfini resulta que en esa escena, Steve Schirripa, el actor que da vida a Buda Bobby, aparecio fuera de plano con una peluca de rastas y un consolador diciendo hola desde su bragueta.

De vez en cuando los guionistas dejaban descansar la trama y profundizaban en el retrato de los personajes. Después de ver "Pine Barrens" observamos la compleja relación entre Christopher y el cabronazo de Paulie de otra manera, eso está claro. Siempre nos acordaremos que Paulie le escaqueó los últimos Tic Tacs a Chris Moltisanti.
En definitiva, "Pine Barrens" es un epsiodio ideal para ver así, suelto. He encontrado en la red un par de listas que me van a ayudar a elegir los episodios random que quiero revisitar: una es un top ten elaborado por Time Magazine y la otra es de Internet Movie DataBase.

viernes, 15 de enero de 2010

Discos que no son de ahora, pero da igual #41



MF Doom
"MM Food"
(Rhymesayers, 2004)

Hoy habría sido un día bastante mierdoso si no me hubiera ido a casa con este disco debajo del brazo. Hacía tiempo que lo veía en las cubetas de la sección de hip hop de Discos Impacto (mítico señor de gafas con cara de mala ostia, pero buena gente aunque ponga discos de Boney M de vez en cuando y sean por lo general bastante careros). Yo miraba al disco y él me miraba a mí. Hoy me he dicho "guatdafac" y me lo he llevado a casa por fin. Se encuentra muy bien, está encima del sofá y os manda saludos.
Con MF Doom (nombre real: Daniel Dumile) hay gente que tiene un problema: haber escuchado antes a Madvillain o a Dangerdoom. Supongo que eso, inconscientemente, te predispone a esperar lo mismo o mejor, pero no algo diferente. Así que, si sois de esos, no me jodais. Haced un esfuerzo y cambiad el chip, porque en los discos de MF Doom no están ni Madlib ni Dangermouse. Superadlo.

Si de entre todos los discos que ha publicado DOOM a lo largo de su carrera tuviera que quedarme con uno solo, seguramente no sería "MM Food" (por cierto, fijarse que el título del disco es un anatema: las mismas letras que en MF Doom, pero cambiadas de orden). Sería el primero que publicó bajo el alias de Viktor Vaughn, el antológico "Vaudeville Villain". Pero eso no quiere decir que "MM Food" sea un disco flojete, de esos que podeis permitiros no escuchar. "Me esperaré a que ponga el bueno y escucharé ése", verdad? NO. N. O. Los discos flojetes no existen en la discografía de MF Doom, ni siquiera los instrumentales que publica bajo el moniker de Metal Fingers.

"MM Food" fue mi primer contacto con el peculiar universo musical de Daniel Dumile, antes que "Madvillainy" y que el disco de DangerDoom. Lo primero que me llamó la atención fue su característica manera de producir, no suena hardcore o urbano a lo, digamos, DJ Premier. Su utilización de los interludios prolonga la sensación de que es un personaje el que está haciendo el disco, y no una persona real. A estas alturas del partido, sonar original en la combinación de los samplers y en la producción en general tiene mucho mérito y MF Doom demuestra ser un productor de primera en este disco.
En resumen, un buen disco para introducirse en la obra de unode los nombres clave del undergound hip hop de la última década.

jueves, 14 de enero de 2010

Qué bien que lo pasemos en los 90 #27



Rodan
"Peel Sessions" (BBC Radio, 1994)

Las mejores Peel Sessions de la historia? Muy posiblemente. "Sangre", "Big Things Small Things" y "Before The Train" son, junto a las canciones que componen "Rusty" (1/4stick, 1994 y así titulado en honor al productor del disco, el pelirrojo Bob "Rusty" Weston), la cumbre de todo el caudal creativo que surgió de Louisville, KY, a mediados-inicios de los 90 -que no es poco-.

Últimamente pienso bastante a menudo en Rodan, en Shipping News, en Jason Noble. Rodan tienen el honor de ser uno de mis diez grupos favoritos, seguro,y el concierto de Shipping News en el festival Primavera Sound hace dos o tres años fue uno de los mejores cinco chous a los que he asistido, también seguro.

En fin, si sois fans de Shipping News o de Rodan y no conoceis estas tres canciones inéditas que estos fieras grabaron el 23 de Julio de 1994, hoy va a ser un gran dia para vosotros: Rodan están absolutamente matadores en estos tres temas, es imposible escoger uno sólo. Grandísimas interpretaciones, progresiones matemáticas que se encogen y se estiran como un músculo, las características voces de Jeff Mueller, caña, emoción.. Todo grabado en directo, recordemos.
Cumbre del rock independiente de los 90 y de siempre.
Kevin Coultas, Tara Jane O´Neil, Jason Noble y Jeff Mueller.

martes, 12 de enero de 2010

Disrupt, el bajo, si no es gordo, no es bajo ni es nada





Disrupt
"The Bass Has Left The Building"
(Jahtari, 2009)

Bajos, 8 bits y cajas de ritmo antediluvianas: la música de Disrupt se define rápido. Al resultado unos lo llamarán Dub y otros Dubstep, pero a quién le importa. El primer disco del alemán Disrupt (aka Jan Gleichmar) ya era todo un tratado sobre la actualización de los sonidos Dub a la electrónica actual. "Foundation Bit" (Werk, 2008) sonaba a Dub del de toda la vida, aunque es cierto que los sonidos jamaicanos eran combinados con cosas de la electrónica que ha marcado estos últimos cinco años (al menos en lo que al Follonerismo se refiere). "The Bass Has Left The Building" es un poco más irreverente en lo que a respeto por las sagradas escrituras de la Black Ark y King Tubby se refiere, aunque sigue constituyendo una celebración del Bajo y los Bajos por todo lo alto. Los fragmentos de 8 bits, los teclados Casio old skool y cierto aire minimalero en la producción nos podrían hacer pensar en un Zomby menos taleguero, por ejemplo, pero lo de Disrupt en realidad no me recuerda a nadie en concreto. Peta de una manera poco previsible y totalmente Black Magic (hecho por un alemán, sí, manda cujons). En mi humilde opinión uno de los grandes discos de Bajos publicados en el 2009.

lunes, 11 de enero de 2010

Diez años de Flying Lotus



The Gaslamp Killer
"A Decade of Flying Lotus Mixtape"
(Brainfeeder download, 2009)

Pues sí, ya hace diez años que Fly Lo le da al MPC y su colegui The Gaslamp Killer le tira las orejas con esta sabrosísima mixtape. Sun Ra estaría orgulloso de los chavales.
Por cierto, el nuevo disco de nuestro sobrino de Coltrane favorito se espera para Abril del 2010, será publicado por Warp y se llamará "Cosmogramma". Word!

Abel, check this au! (botón-secundario-guardar-destino-como)

Como no tengo ganas de escribir mucho (nos enrollaremos sobre GLK otro dia, si eso), os dejo otra foto del amigo que me he encontrado por Google.


Más Four Tet; ahora con Juana Molina





Juana Molina
"Sálvese Quien Pueda (Four Tet Remixes)"
(Domino, 2005)

Con este maxi matamos dos pájaros de un tiro: toque de atención sobre la faceta de remezclador del amigo Hebden y pondrá sobre la pista de Juana Molina a los que no la conozcan todavía. Hubiera estado bien todo un LP, vistos los resultados de la remezcla, pero menos da una piedra, oyes.



domingo, 10 de enero de 2010

Discos que no son de ahora pero da igual #34: Red House Painters



Red House Painters
"Red House Painters"
(4AD, 1993)

Mark Kozelek tuvo el honor de ser una de las figuras creativas más importantes de mi tardo-adolescencia. En muy poco tiempo publicó tres discos que me impactaron profundamente y que me hacían sentir cómodo en mi catatonia emocional. Los discos de Red House Painters eran un refugio al que acudir. Un gran tópico (el del refugio, digo) con el que millones de adolescentes se han sentido retratados, a lo largo de generaciones de aficionados a la música popular: The Smiths, Nick Drake, The Cure, Simon and Garfunkel... you name it. Había otros grupos que me hacían sentir acompañado cuando la Melancolía me atrapaba (Seam y Codeine, mayormente), pero Red House Painters eran El Grupo Melancólico por excelencia. Con el tiempo, Kozelek se ha ido acercando progresivamente a su admirado Neil Young, en el sentido de que sus discos ya no suenan a "Discos-para-gente-que-no-entiende-esto-que-llamamos-Vida". Los discos de Sun Kil Moon siguen conteniendo grandes canciones, excelentemente interpretadas, pero no tienen ese aura confesional que caracterizaba sus primeros discos.

De la trilogía que el amigo Kozelek publicó en poco más de un año, el tercero fue el que menos repercusión crítica obtuvo en su momento y en general es un disco bastante poco valorado. De los dos discos que llevaban por título el nombre del grupo, el segundo (también conocido como "Bridge", por la preciosa foto que ilustra la portada) no fue tan bien recibido y durante años yo lo dejé catalogado como el hermano menor del inmenso "Red House Painters" (también conocido como "Rollercoaster", ya sabeis por qué). No fue hasta que hube "quemado" el de la montaña rusa que me puse con el del puente y descubrí su verdadera dimensión. Ayer volví a escucharlo después de muchos años y me pareció igual de bueno que cuando lo escuché por primera vez. Estoy seguro de que habrá gente que escuchará este disco dentro de cincuenta años, igual que habrá gente que escuchará "Either/Or" de Elliott Smith o "Starsailor" de Tim Buckley. Etcétera. Ayer me di cuenta escuchándolo de que la canción que más me gusta de Red House Painters es "Evil", los majestuosos siete minutos que abren un disco más oscuro y con arreglos más experimentales que su predecesor. También contiene dos composiciones perfectas, cumbres del catálogo Kozelekiano (?): "Bubbles" y "Uncle Joe". Un par de versiones ("The Star Spangled Banner" y "I Am A Rock") interpretadas de manera totalmente personal, recurso al que Kozelek acudirá a lo largo de toda su carrera posterior.
De disco menor, nada.


Puente

viernes, 8 de enero de 2010

Mezcladito de Four Tet




Four Tet
"Much Love To The Plastic People (DJ Mix Diciembre 2009)"

Mientras pasan los dias hasta que el nuevo y esperado trabajo de Four Tet se publique o se filtre o qué sé yo, el amigo Kieran Hebden ha publicado un enlace en su página para descargar una sesionaca que se cascó hace un mes en el club londinense Plastic People. Normalmente leer sobre sesiones de Four Tet me haría enrojecer de envidia, pero no es el caso, porque el 23 de enero estará pinchando en la 2 del Apolo, en Barcelona. Además, enero también molará Fourteteramente hablando, porque el dia 26 Warp publicará su nuevo disco, "There Is Love In You". Y es que hace cinco años que lo esperamos, copón! En la sesión se pueden escuchar remezclas de Joy Orbison, y alguna canción del nuevo disco, amén de la ya conocida y pepinera "Love Cry". El maxi con Burial también era bastante grande, o sea que todo apunta que nos espera un discazo. Kieran Hebden mola.

martes, 5 de enero de 2010

Bob Marley no sólo hacía Canciones, también hacía Discos



Bob Marley and The Wailers
"Catch A Fire"
(Island Records, 1973)

El debut de Bob Marley y los Wailers para el sello multinacional Island Records constituye una pequeña revolución en sí mismo. Hasta ese disco la música de raíces jamaicana afrontaba los LPs como simples colecciones de canciones, no como unidades creativas con entidad propia. "Catch A Fire" trascendió esa dimensión, porque no sólo tiene grandes canciones para la radio, sino que funciona muy bien como LP.
En el año 2002 se publicó una edición remasterizada que incluía la grabación original del disco, que se hizo en Kingston antes de ir a Londres a grabar una nueva versión de las canciones que sonara más "europea" o más radiable. La gloria bendita de la música reggae, las jodidas Sagradas Escrituras. Si alguien tuviera que escuchar sólo un disco de música de raíces jamaicanas en su vida, tendría que ser "Catch A Fire".
Marley, el primer artista del Tercer Mundo que petó en el mainstream occidental. Marley, un poeta que escribía grandes canciones de amor, pero que también escribía sobre temas sociales y políticos (maravillosa "400 Years"). Grandes canciones interpretadas por una banda en estado de gracia, esos Wailers capitaneados por Peter Tosh y Bunny Wailer. Obra maestra absoluta.

lunes, 4 de enero de 2010

Jugando al poker con Jack Rose



Jack Rose
"Kensington Blues"
(Beautiful Happiness, 2005)

Tengo una vecina de más de 80 años que se llama Teresa. Cuando nos la encontramos en el rellano de casa, siempre nos dice que somos muy majos. Vive sola desde que enviudó hace cinco años, pero yo siempre la había visto contenta de ir tirando, de poder ir a misa y de poder bajar a comprar el pan. Es muy cotilla, pero no me importa. Hace poco tuvo problemas con su cadera derecha y tuvo que quedarse en casa unos dias. Ayer me la encontré y me sorprendió el bajonazo que había pegado desde la última vez que la había visto. Me dejó ir la frase que uno nunca quiere escuchar en boca de nadie: "Yo lo único que quiero es que Dios se me lleve". Es una frase que, por desgracia, se la he tenido que escuchar a más de una persona mayor y al cabo de un mes o dos les decíamos adios para siempre. La sociedad occidental y su cultura de tradición románico-cristiana no nos prepara para el hecho de la muerte ni para el tobogan descendente (por lo que a facultades físicas se refiere) que es hacerse viejo. La muerte nos rodea, pero no hay cojones de verlo como algo natural, como algo que forma parte de la vida y que le da sentido. La gente se muere y a ti te gustaría que no se muriera, como si se pudiera jugar al poker con siete cartas en vez de cinco. En este sentido, tengo envidia de otras culturas en las que se afronta la inevitabilidad de la muerte como algo natural y en las que a los viejos se les da el altavoz que merece la Sabiduría de la Experiencia.

Todo esto viene a cuento de que en poco tiempo ha habido muerte a mi alrededor: he ido a entierros, he escuchado a gente mayor pronunciando la maldita frase mientras me miran a los ojos (igual de sinceros que cuando me dicen que soy majo), artistas que admiramos se han ido demasiado pronto.
Uno de ellos es Jack Rose, un guitarrista americano que se murió a los 38 años el pasado 5 de diciembre de un ataque al corazón. A pesar de vivir tan poco tiempo, sacó un montonazo de discos. "Kensington Blues" (2005) es el que más me gusta y él también estaba muy contento con él. En una entrevista dijo que era duro seguir haciendo discos después de ése, pero que cuando sales a la carretera tienes que llevar algo nuevo. Jack Rose es un guitarrista muy influenciado por toda la peña del sello Takoma (John Fahey, Robbie Basho), hipnóticos desarrollos instrumentales construidos a través de la técnica del fingerpick y una guitarra de doce cuerdas. Un maravilloso disco que nos ayudará a olvidar el hecho de que al poker se juega con cinco cartas.
Si quereis conocer un poco más sobre la cara personal de Jack Rose, en esta página encontrareis testimonios de gente que le conoció.

Cartas 

domingo, 3 de enero de 2010

El Dub de la A a la Z



"Dub Echoes Soundtrack"
Varios Artistas
(Soul Jazz Records, 2007)

Cuando vi este documental el año pasado flipé tantísimo que el virus todavía me dura, a pesar de que ya no le doy a la ganja. En la banda sonora de este fantabuloso documental encontramos figuras míticas de la historiografia Dub como King Tubby, U Roy o los Upsetters intercalados con otros artistas que se han acercado al género desde una perspectiva más contemporánea, como Kode 9 o Disrupt. Un disco inmenso, y mira que no me gustan las recopilaciones.
Si todo va bien os vais a encontrar varias cosas relacionadas con el Dub por este follón de blog.
Viva Jahmaica, cojones!

Dubstep que se puede bailar, si acaso



Bass Clef
"May The Bridges I Burn Light The Way"
(Blank Tapes, 2009)

Un elemento que caracteriza las grandes obras del Dubstep (me refiero a los LPs) es su oscuridad; no te imaginas escuchando esos discos en compañía de mucha gente. Parece música producida especialmente para escuchas nocturnas y a través de auriculares. Pero no es el caso del segundo disco de Bass Clef. En "May The Bridges I Burn Light The Way" se acerca a la exhuberancia percusiva de Skream y lo aliña con silbatos, trompetas, tubas y demás vientos. El elemento dominante siguen siendo las líneas de bajo, pero el hecho de que la percusión tenga tanta presencia y un cierto tono carnavalero/festivo hace que no nos sea difícil visualizar al amigo Bass Clef pinchando en algún local. En la parte final del disco, las aguas se calman un poco y los temas adquieren un matiz más atmosférico. Recomendado!

BAJOS (en m4a, sorry)