domingo, 2 de mayo de 2010

Discos que no son de ahora pero que molan mil #40


The Beach Boys

“Today!”
(Capitol, 1965)

1965 fue un año clave para Brian Wilson y los Beach Boys. Aquejado de problemas nerviosos de todo tipo, el genio de California decidió abandonar los escenarios para dedicarse a componer y producir canciones. “The Beach Boys Today!” es el primer elepé que el mayor de los Wilson grabó bajo estas condiciones. También fue el año en que empezó a fumar marihuana. Muy poco antes Dylan había dinamitado la escena Folk más convencional, apareciendo en el festival de Newport con sus gafas negras y su guitarra eléctrica. En ese año, Dylan publicaría “Bringing it all back home” y “Highway 61 revisited”, dos discos que cambiarían la historia de la música para siempre. En ese momento de su carrera, Wilson estaba obsesionado con las composiciones de los Beatles (quienes acababan de arrasar en EEUU con su aparición en el show de Ed Sullivan) y sobretodo de Phil Spector. Las Ronettes acababan de publicar un single (“Be My Baby”) que sumió a Wilson en una honda depresión porque creía que era una canción perfecta y que en la vida podría componer nada igual.

“The Beach Boys Today!” es la primera obra maestra de los Beach Boys. Es el primer disco que se aparta del sonido comercial surfero que hacía las delicias de los directivos de Capitol y de los demás integrantes del grupo, ahora relegados a meros intérpretes de las canciones en las giras y conciertos. En sólo dos años, Wilson había escrito y producido siete elepés y más de veinte singles que dieron forma al sonido que caracterizó al grupo en sus inicios. Pero al final de esos dos años, el genio creativo del grupo estaba en una situación personal realmente jodida (recién casado, con problemas de oído, abrumado por la calidad de las producciones de Spector, con la permanente sombra de su padre encima de él, presión de su discográfica por seguir con el filón de hit singles, etc) y la canalizó de la mejor manera que pudo: concentrándose en ser lo más creativo posible en el estudio de grabación. El resultado es la maravillosa colección de canciones que dan forma a “Today!”. En la cara A temas más animados como “Do you wanna dance?”, “Help Me Rhonda” o “Dance dance dance” y una cara B absolutamente magistral, llena de baladas melancólicas con una producción de otro mundo, muy influida por el wall of sound de Spector, entre las que destaca “In the backof my mind”, con una letra que pone la piel de gallina:

El destino me ha sonreído/ Tengo todo aquello que un hombre puede desear/ Pero en los momentos felices rompo a llorar/ Porque en la parte de atrás de mi mente tengo miedo”.

Un disco que se adelantó en siete meses a “Rubber Soul” de los Beatles, igual que “Pet Sounds” se adelantaría a “Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band”. Respect!


Today!

No hay comentarios: